lunes, 13 de septiembre de 2010

Salir del pozo

Venía en el subte. Iba leyendo un libro de textos autobiográficos de Fernando Pessoa. A mis espaldas había dos tipos de 35, 40 años. Mi mujer esto, mi suegra lo otro, hablaban de esas cosas de gente feliz:
- Estoy yendo a jugar al tenis los domingos a las 9 de la mañana.
- ¡Bien!
- Sí, está bueno. Es en San Isidro, cerca del río. Viste donde fuimos a comer el otro día, bueno, son 6 cuadras para abajo. No hay nadie, las canchas son buenas.
- ¿Mosquitos? ¿Viento?
- No, las canchas están reparadas del viento. Y es más barato que por acá. Los miércoles juego en…
- ¡Qué bueno! ¿Jugás dos veces por semana?
- No, tres veces. Miércoles, viernes y sábado. A veces los domingos, con mi suegro.


Y así, todo el tiempo, esa gente. La temperatura es de 12°C. El viento, del sudeste. Habrá leves lloviznas. Aclarando hacia la noche.

2 comentarios:

  1. Hay que armar un blog colectivo sobre charlas en el subte.
    Bienvenido nuevamente al ruedo blogger.

    ResponderEliminar